Dolor
Acupuntura
Reumatismo
Columna Vertebral
Medicinas Alternativas
Tratamientos
Antecedentes
Dieta Saludable
Depresión
SIDA
 
Volver - HOMEVolver - HOME Dr. Norberto Franklin Feldman
Home | Últimas Noticias |Links | Escríbame
Dr. Norberto Franklin Feldman









¿Cómo se puede definir el concepto de DOLOR?

El dolor forma parte de una sensación siempre desagradable en una parte del cuerpo ,ademas es una experiencia emocional. Ahora ¿por qué algunas personas comunican dolor en ausencia de daño tisular? Esto se produce por una cuestión psicológica y aun en este caso de ausencia de daño tisular (daño en la piel,cusculos,tendones) el dolor debe ser aceptado como tal. Lo que logramos en este caso es separar el dolor con el estímulo, ya que el dolor es siempre un estado psicológico, aunque generalmente podamos apreciar que la mayoría de las veces el dolor tiene una causa física.

Sentir dolor y comunicarlo guarda una fuerte y estrecha relación con el contexto (es contexto dependiente). Dependerá de quien reciba la información (un médico, un familiar); dependerá de quien emita la información (recién nacido, adulto); de la cultura del informante y el receptor.

Cuando alguien a partir de las experiencias relacionadas con las lesiones tisulares aplica la palabra dolor comunicando una sensación desagradable, es aquí donde se considera al dolor como alarma ; en realidad, es la experiencia obtenida y aplicada la que se pone en evidencia, al señalar por medio del dolor que algo “anormal” está sucediendo en el organismo. El dolor indica el lugar donde se está produciendo o se produjo el daño. Es un equilibrio inestable entre lo físico y lo psíquico, donde puede predominar uno de los dos pero siempre coexisten.

La comunicación subjetiva puede ser conductual (gestual, refleja, verbal) o anatómica (sudoración, taquicardia). Es por eso que las alteraciones conductuales en los niños causadas por el dolor son las formas infantiles de comunicación y no deben ser desechadas como valoración sustitutiva.

Cada individuo aprende el significado de la palabra dolor a través de la experiencia personal; tiene múltiples causas, diversas características anatómicas y fisiopatológicas, y variadas interrelaciones con aspectos psicológicos y culturales. Esto hace que su definición sea difícil y que la terminología usada en relación al dolor sea fuente permanente de confusiones, trabando la comunicación y comparación de resultados.

Esta definición incorpora varios elementos: el dolor es una experiencia individual, una sensación que evoca una emoción y esta es desagradable. Habitualmente existe un estímulo nocivo que produce daño tisular o eventualmente lo producirá al mantenerse. Por otra parte, muchas personas refieren dolor en ausencia de daño tisular.

Clasificación:

Esta clasificación está basada en el origen, evolución y mecanismos. El dolor puede ser agudo o crónico, neoplásico y no neoplásico. Esta división tiene obvias implicancias en torno a la etiología, mecanismos, fisiopatología, sintomatología y función biológica. Sin embargo, quizás de mayor importancia son las implicaciones de tipo de diagnóstico y terapéutico.

Dolor agudo: es aquel causado por estímulos nocivos desencadenados por heridas o enfermedades de la piel, estructuras somáticas profundas o vísceras. También puede deberse a una función anormal de músculos o vísceras que no necesariamente produce daño tisular efectivo, aun cuando su prolongación podría hacerlo. Si bien los factores psicológicos tienen una importantísima influencia en la manera en que se experimenta el dolor agudo, con raras excepciones este no obedece a causa psicopatológicas o ambientales. El dolor agudo asociado a una enfermedad previene al individuo de que algo anda mal. En algunos casos, el dolor limita la actividad, previniendo un daño mayor o ayudando a la curación. Sin embargo, el dolor agudo persistente e intenso puede tener efectos potencialmente dañinos que se manifiestan con una respuesta neuroendocrina generalizada y a nivel de diversos sistemas.

Dolor crónico: la persistencia del estímulo, de la enfermedad o de ciertas condiciones fisiopatológicas, puede conducir al establecimiento de un dolor crónico. El dolor crónico tiene efectos fisiológicos, psicológicos y conductuales sobre el paciente y su familia, además de un costo social enorme. Podría decirse que mientras el dolor agudo es un síntoma de una enfermedad o traumatismo, el dolor crónico constituye una enfermedad en sí mismo. La mayoría de los pacientes con dolor crónico no manifiestan las respuestas autonómicas y el patrón neuroendocrino característicos del dolor agudo, a menos que existan exacerbaciones. Cuando el dolor es continuo o casi continuo, la respuesta se extingue, apareciendo diversos cambios, muchos de ellos desencadenados por la inactividad que se observa frecuentemente en los pacientes con dolor crónico.

Dolor somático: es aquel que aparece cuando un estímulo potencialmente dañino para la integridad física excita los receptores que tenemos en la piel Estrictamente, debiera incluir el dolor originado en cualquier parte del cuerpo que no sean nervios o sistema nervioso central; sin embargo, frecuentemente se habla de dolor somático cuando los receptores están en la piel, músculos o articulaciones. Este tipo de dolor es habitualmente bien localizado y el paciente no tiene grandes dificultades en describirlo.

Dolor neuropático: es el que resulta de lesiones o alteraciones crónicas en vías nerviosas periféricas o centrales. Puede desarrollarse o persistir en ausencia de un estímulo nocivo evidente. El paciente frecuentemente usa términos poco usuales para describirlo, por ser una experiencia nueva. Los síntomas pueden ser focales o más generalizados. Característicamente, el síntoma se presenta como una sensación basal quemante o dolorosa, con hiperalgesia (respuesta exagerada) o percepción de un estímulo cualquiera como doloroso.

Dolor psicogénico: ocurre cuando el paciente describe problemas psicológicos como ansiedad o depresión en términos de daño tisular, verbalmente o a través de su comportamiento, si bien el daño puede o pudo existir, el problema central es la amplificación y distorsión de esos impulsos periféricos por el estado psicológico.





 
© Copyright Dr. Norberto Franklin Feldman, 2001. Todos los derechos reservados.

El contenido de esta página puede ser copiado parcial o totalmente, siempre y cuando se informe sobre el copyright, como así también que el uso o información de esta página , sea sin fines de lucro. Cuando se considere otro uso que este, se requiere permiso especial por escrito.


Modificado por MLDesign- Todos los derechos reservados