Dolor
Acupuntura
Reumatismo
Columna Vertebral
Medicinas Alternativas
Tratamientos
Antecedentes
Dieta Saludable
Depresión
SIDA
 
Volver - HOMEVolver - HOME Dr. Norberto Franklin Feldman
Home | Últimas Noticias | Links | Escríbame
Dr. Norberto Franklin Feldman








  Colaboración Dra. Liliana M. Puga    

Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)
Formas de Contagio del HIV
Diagnóstico del HIV
Impacto Humano
Reflexiones e Interrogantes Útiles
Comprendamos la Enfermedad

 

En el mundo se contagia 1 persona cada 6 segundos, son 16000 nuevos casos por día, en nuestro país los casos declarados en estos últimos 4 años constituyen más del 60% del total de casos acumulados desde 1983, hay un crecimiento importante entre la población heterosexual, mujeres y niños. El no contar hasta la fecha con una cura definitiva de la enfermedad, es fundamental elaborar programas de prevención dirigidos a la comunidad.


Un poco de historia

Los primeros casos del sindrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) fueron descriptos en 1981. En junio de ese año el Centro de Control de Enfermedades (CDC), Atlanta, EE.UU. comunicaron la aparición de neumonía por P.carinii, de otras infecciones oportunistas y de una forma diseminada de sarcoma de Kaposi en jóvenes homosexuales masculinos, aparentemente sanos, de la ciudad de New York y de San Francisco y posteriormente de otras zonas del país.

Casi al mismo tiempo, algunos médicos en Bélgica y Francia notaron un desconcertante incremento de pacientes del Zaire, Rwanda y otros países africanos sub - saharianos, que tenían infecciones inusuales.

Observaciones e investigaciones posteriores permitieron mostrar que el SIDA era una nueva enfermedad humana ocasionada por un agente infeccioso y transmitida principalmente de persona a persona.

El HIV 1 se aisló por primera vez en 1983, pero fue recién en 1984 en que se lo relacionó con el SIDA y se lo denominó "Virus de Inmunodeficiencia Humana Adquirida" (HIV) como se lo conoce en la actualidad, por lo tanto se podría denominar "ENFERMEDAD POR HIV". El receptor del virus fue identificado como una molécula CD4.

Desde ese entonces se pusieron en marcha en todo el mundo programas de investigación, para la síntesis de drogas con actividad frente al HIV.

Posteriormente se identificó en países en vías de desarrollo una segunda cepa del virus el HIV 2 a esta cepa se le atribuye un menor efecto virulento y presenta ciertas diferencias en la respuesta a algunos antivirales (inhibidores no nucleósidos de la transcriptasa reversa).

En la República Argentina las primeras notificaciones fueron en 1982 (3 casos), que fueron en ascenso hasta llegar en el primer trimestre de 2002 a superar los 22.000 casos.

Cabe destacar que estas cifras son las informadas por el Programa Nacional de Lucha contra los Retrovirus Humanos y SIDA, entidad ante la cual se notifican solamente los casos de SIDA; quedando fuera de estos valores los casos de portadores.

Al principio esta enfermedad afectaba a los varones homosexuales, y que se conoció como la "peste rosa" luego aparecieron otros hombres homosexuales con síntomas similares y en ese entonces se pensaba que se trataba de una nueva enfermedad que afectaba a los homosexuales y por las características todo hacía pensar que se trataba de una enfermedad de transmisión sexual, dentro de ese grupo social, pero al poco tiempo se reportaron nuevos casos en los adictos a drogas endovenosas que eran de hábito heterosexual y grupos de hemofílicos y finalmente a los heterosexuales.

En sus comienzos los pacientes eran del sexo masculino , pero con el correr de los años se fueron contagiando mujeres y niños. Actualmente hay un crecimiento preocupante en la población heterosexual, mujeres, niños y adictos a drogas.

El contagio de esta patología es por contacto sexual y sanguíneo; en el caso de los adictos a drogas endovenosas es por compartir agujas. Pero no se debe olvidar que un adicto a drogas inhalatorias, al perder el contacto con la realidad por efecto de las drogas, es proclive a tener ciertas conductas que lo exponen al riesgo del contagio.

Hasta ese momento la preocupación social no era tan importante porque la enfermedad se presentaba en lo que la comunidad denominaba " grupos marginales". El tiempo fue transcurriendo y la enfermedad comenzó a manifestarse en otros sectores de la población que nada tenían que ver con los homosexuales y los drogadictos. Comenzó la notificación de casos de infectados con el HIV en hombres con conducta heterosexual, que nunca habían usado drogas.

Ante esta nueva situación las primeras apreciaciones fueron desconcertantes en cuanto a las hipótesis y provocaron en la comunidad científica un deseo y fundamentalmente un desafío en saber que era lo que estaba ocurriendo. Los investigadores de diferentes lugares del mundo comenzaron a intercambiar experiencias.

Esta enfermedad que hace 21 años comenzó con unos pocos casos, se ha transformado en una verdadera pandemia (epidemia mundial). Para ese entonces la sociedad empezó a estar alerta ante una situación de la que no había precedentes: "Una nueva enfermedad" que estaba afectando a los seres humanos sin distinción de clases sociales ni de conductas sexuales. Fue en ese momento que la comunidad empezó a tomar conciencia real del problema. El mundo se encontraba frente a una enfermedad nueva, desconocida e ignorada hasta el momento, que al principio había afectado a un determinado grupo (los entonces llamados "grupos de riesgo"), que se estaba extendiendo a toda la población.

Poco a poco comenzaron a reportarse los primeros casos en mujeres. Actualmente los casos entre los homosexuales han disminuido, pero se mantiene un crecimiento entre los adictos, un aumento ostensible entre los heterosexuales, como así también un aumento en mujeres y niños.

En el siguiente cuadro puede observarse la secuencia del tipo de pacientes afectados, teniendo en cuenta la conducta de riesgo.

Homosexuales
Adictos a drogas endovenosas
Hemofílicos
Heterosexuales
Adictos a drogas inhalatorias
Mujeres
Niños
Alerta
Enfermedad nueva y desconocida
SIDA









Infección por HIV

Es toda condición sintomática o no en la que el individuo susceptible ha entrado en contacto con el virus y, como resultado, este ha penetrado en su organismo, colonizando su tejido linfocitario y/u otros tejidos.


SIDA o enfermedad por HIV

Significa que la persona que está infectada con el HIV ha tenido síntomas de enfermedades típicamente relacionadas con la infección.



 
© Copyright Dr. Norberto Franklin Feldman, 2001. Todos los derechos reservados.

El contenido de esta página puede ser copiado parcial o totalmente, siempre y cuando se informe sobre el copyright, como así también que el uso o información de esta página , sea sin fines de lucro. Cuando se considere otro uso que este, se requiere permiso especial por escrito.


Modificado por MLDesign- Todos los derechos reservados